La cuenta de Twitter de Donald Trump fue suspendida ayer brevemente y durante 11 minutos se apagó el megáfono virtual de la actual presidencia de Estados Unidos.

«Mi cuenta de Twitter fue desconectada durante 11 minutos por un empleado rebelde,Yo diría que el mensaje está llegando y tiene impacto», tuiteó Trump el viernes por la mañana, tomando a la ligera la desconexión que tomó por sorpresa a muchos de sus millones de seguidores.

La red social con sede en San Francisco prometió una «investigación interna exhaustiva» y dijo que tomaría medidas para que no vuelva a suceder algo similar. Se ha negado a dar mayores explicaciones sobre un hecho que no solo pone en duda sus medidas de seguridad, sino que plantea interrogantes sobre el hecho de que Trump confía tanto en un solo medio para hacer conocer sus declaraciones.

Share post with: