Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Le llaman el Alcatraz de las Rocosas y será el hogar de Joaquín El Chapo Guzmán hasta su muerte. Nada más conocerse la sentencia a cadena perpetua, el narcotraficante fue subido a un helicóptero y después a un avión, según explicó uno de los abogados de la defensa, sin entrar en más detalles. El Centro Penitenciario y Administrativo de Máxima Seguridad de Florence (Colorado), conocido como ADX o Supermax, está situado en un emplazamiento remoto y aislado al sur de Denver, en una antigua zona minera.

El traslado cogió por sorpresa al equipo que defiende al narco. Aunque era más que probable que El Chapo fuera destinado a la Supermax, la idea era que permaneciera 60 días más en Nueva York mientras se confirmaba el destino final por parte de la Oficina de prisiones —que no hizo un anuncio oficial— y sus abogados definían en paralelo el proceso de apelación de la sentencia. Guzmán fue condenado este miércoles a cadena perpetua por liderar el cartel de Sinaloa.

El Departamento de Justicia utilizó este caso para demostrar hasta dónde está dispuesto a llegar en la lucha contra los carteles de la droga. «El mismo destino le espera a cualquiera que busque ocupar su lugar», dijo en rueda de prensa tras conocerse la sentencia el fiscal neoyorquino Richard Donoghue. «Tengan cuidado» porque «no se ha acabado el trabajo» de las autoridades, agregó la fiscal de Florida Ariana Fajardo, dirigiéndose a otros criminales como Joaquín Guzmán.

El Chapo abandonó la sala de la corte en Brooklyn pasados veinte minutos de las 10 de la mañana del miércoles. Los abogados se dieron cuenta de que no estaba ya en la prisión en el bajo Manhattan cuando fueron a visitarle por la tarde. Allí estuvo desde que fue extraditado antes de que Barack Obama cediera la presidencia a Donald Trump. Las autoridades se limitaron a decir que estaba en tránsito y no especificaron su localización.

El ADX de Florence acoge a más de 400 reclusos entre los que se encuentran los criminales más peligrosos y violentos del país. Entre sus muros cumplen condena los terroristas Ted Kaczynski y Dzhokhar Tsarnaev, miembros de la Aryan Brotherhood y operativos de Al Qaeda. Otros temidos reos son José Padilla, conocido como el talibán boricua, y Mahmud Abouhalima, que participó en el operativo del primer ataque contra las Torres Gemelas.

La seguridad ha sido un factor clave durante todo el proceso y el rápido traslado a su nueva residencia en Florence apunta a que la decisión ya estaba tomada mucho antes de que se conociera la condena.

Share post with: