Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

El alcalde les apoyó con un cooler para soportar las altas temperaturas de este verano del desierto sonorense.

Doña Felicitas sufrió hace días un golpe de calor. El alcalde firmó una orden para realizarle estudios médicos.

Doña Felicitas sufrió hace días un golpe de calor. El alcalde firmó una orden para realizarle estudios médicos.

Dos mujeres que habitan al sur de la ciudad, han sufrido de gran manera las altas temperaturas que azotan la región desde hace algunas semanas, características del verano del desierto de Sonora.

Ambas decidieron acudir a la oficina de la Presidencia Municipal en busca de un apoyo que les ayudara a soportar el calorón que resta de la temporada.

Las dos mujeres llegaron a la sala de Presidencia Municipal de esta ciudad fronteriza, sin ánimos de nada porque carecen de todo. No por eso bajaron la guardia y esperaron a que llegara el Presidente  Municipal para que las atendiera.

Sin ilusiones pero con la esperanza de que Santos González Yescas los atendiera “eso era ganancia” dijeron la señora Reyna Martínez Corrales y Reina Elizabeth Ansaldo Mendoza.

La solicitud que le hicieron al presidente municipal es, que necesitaban un Cooler para su vivienda porque la madre de Reina Elizabeth requería de ventilación por estar convaleciente después de haber sufrido un golpe de calor.

La respuesta del alcalde fue inmediata, narró una de ellas que el jefe de la Comuna giró instrucciones para que le otorgaran el ventilador que las mujeres necesitaban, además de una orden para realizarle unos estudios médicos a la señora Felicitas  Mendoza Pérez, de 55 años de edad, quien radica en la calle Reforma agraria B entre las calles 31 y 32.

El par de mujeres esperaron la oficina de la Presidencia Municipal para que les entregaran la orden, para luego recoger el aparato eléctrico y buscar alguna forma de trasladarlo a su hogar.

Las mujeres trataban de apurarse, sabían de la necesidad que tiene doña Felicitas de aire fresco para tratar de recuperar su salud.

A media mañana su pudo ver en la humilde vivienda a la señora Felicitas Mendoza Pérez bajo la sombra de la construcción.

Las mujeres se mostraban contentas; al fin habían encontrado la ayuda para que doña Felicitas pudiera recuperar su salud.

Doña Felicitas se protegía bajo la sombra de las altas temperaturas; el cooler le será de gran ayuda.

Doña Felicitas se protegía bajo la sombra de las altas temperaturas; el cooler le será de gran ayuda.