Con un total desánimo salieron los productores agrícolas del valle sanluisino de la reunión que sostuvieron, al mediodía de este martes, en la sala de cabildo, con el gobierno municipal.

Ricardo Martínez, presidente del producto trigo en el valle, manifestó que, ante el poco compromiso que mostró el gobierno municipal, salieron de la reunión de trabajo con el temor de que en cualquier momento les van a robar sus pertenencias y herramientas de trabajo. “Vamos a ver resultados a mediano y largo plazo, y eso es lo que yo veo peligroso. Nosotros necesitamos resultados a corto plazo”, dijo.

El productor agrícola señaló que la inseguridad en el valle ha aumentado de manera importante desde hace dos meses. Así de claro se lo dijeron al presidente municipal, Santos González Yescas. “Sabemos que los robos no es de ahorita, lo que sí es que, de dos meses para acá, han aumentado mucho los robos en el valle”, dijo.

Destacó que, ante los reclamos de los agricultores, la policía municipal señaló que solamente tienen tres patrullas asignadas para toda la extensión del valle sanluisino. “De hecho, yo señalé que qué mal que haya solo tres patrullas para todo el valle, porque el trabajo de la Municipal es prevención y eso se ataca con vigilancia y, con tres patrullas, pues no veo cómo puedan atacar vigilancia”, expresó.

Consideró que ante la falta de capacidad para detener la ola de inseguridad que se ha desatado en el valle sanluisino será necesaria la presencia del gobierno del estado en la seguridad del valle.

“Lo sentimos varios; la necesidad de intervención de la Gobernadora; el Gobierno del Estado le tiene que meter porque se está rebasando al municipio”, dijo. Las víctimas de los millonarios atracos hicieron uso de la palabra en la reunión. Tomás Salinas, víctima de uno de los robos en el valle, habló de la afectación que le ha provocado la inseguridad en el valle. “Es un chorro de lana lo que se llevaron con el robo a los dos ‘dompes’ del Módulo Uno; al ingeniero Manuel Martínez, antier le robaron dos tractores, con un valor de tres y medio, o cuatro millones”, expresó.

Ricardo Martínez, Javier Villegas y Juan Armenta hicieron algunas propuestas, entre las que mencionaron cerrar las pasadas por el lecho del río, entre Sonora y Baja California. “Estamos casi seguros de que ahí es por donde vienen los malandros, hacen de las suyas y, por ahí es una vía muy rápida. Como no hay capacidad para estarlas cuidando, pues la propuesta es cerrarlas”, expresó.

Share post with: