Lunes, 23 julio, 2018
Banner Top

Entre los campesinos que trabajan para la empresa Tanimura en los campos de cultivo de lechuga en el Condado de Yuma, es conocido como “El Pintor”.

Martín Ezrré tiene alrededor de 20 años trabajando en el campo, labor que le brinda la libertad necesaria para poder dedicarse a lo que le apasiona: la pintura.

“Trabajo durante los seis meses de la temporada alta en la cosecha de la lechuga y luego gracias al desempleo, me enclaustro otros seis meses a pintar”, cuenta.

Pinta en los descansos, durante el trayecto a los campos de cultivo en el autobús. Siempre trae su bloque de hojas en la mochila.

“Una vez que tienes condición física, la misma adrenalina te ayuda a ser más sensible a los estímulos que hay a tu alrededor. Escucho  todo lo que hablan  mis compañeros y me voy inspirado. El campo me brinda muchas imágenes, colores, formas; de pronto todos los sentidos se dilatan. Mi percepción funciona como una cámara que capta el movimiento”.

Una de las cosas que más disfruta es la hora del lonche y compartir el café y la comida con sus compañeros.

“Cuando conoces el trabajo ya no te cansas. Tanimura exige mucha velocidad y calidad y trabajar en el campo durante la temporada alta me da la libertad que necesito  en el sustento”.

Nació en Yuma y estudió en Kofa High School, antes de partir en 1985 a la Ciudad de México a estudiar en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda,  universidad del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Los fines de semana se iban a recorrer pueblos y ciudades del centro y sur de México con su cámara y su cuaderno para dibujar, empapándose de la cultura, tradiciones, arquitectura, gastronomía y fiesta mexicanas.

Fueron años difíciles, los de la universidad porque a veces no le alcanzaba el dinero, pero con sus compañeros de clases hizo un  buen equipo y muy a menudo permanecía todo el día en la escuela. “Éramos como una familia”, recuerda.

Se quedó en la ciudad de México hasta 1994. Trabajaba haciendo telones para obras de teatro y para Televisa. Tuvo la oportunidad de participar en el proyecto de  Operalia 94 y con Verónica castro en su programa “Mala Noche No”.

Regresó cuando el trabajo empezó a escasear, decidido a venirse a trabajar al otro lado. Dos de sus obras aparecen en el libro  del Instituto Sonorense de Cultura “Inventario de Artes Visuales Activo del Gobierno del Estado de Sonora” de marzo de 2014.

Ha expuesto sus obras en San Diego y Los Ángeles, California; Tijuana, Mexicali, Rosarito y Ensenada, Baja California; Tucson y Phoenix, Arizona; Trento, Italia; Hermosillo y en septiembre próximo estará en el Museo Regional de esta ciudad.

En 2014 ganó el premio ArtBeat y en 2016 el Premio Estatal de Pintura en Caborca, además los rockeros le dieron un reconocimiento en el Tribu Fest.

Considera que una buena academia brinda al artista tres días de pintura y dibujo con figura natural al desnudo.

“La figura humana es básica. No me gustaba Picasso pero con el estudio se me hizo lo máximo. Los que no han estudiado no lo entienden, una vez que entiendes la pintura puedes hacer abstracto y encuentras tu propio estilo”.

Aunque cree que para algunos la escuela  puede ser contraproducente. “Generalmente uno recibe mucha influencia de su primer maestro, es el que te inspira y te contagia el estilo que adoptas; si no tienes un buen maestro te puede afectar. Mi  primer maestro fue Alberto Castro Leñero, un artista muy cotizado en México, que estudió en Bolognia, Italia y su estilo es expresionista entre abstracto y figurativo”

Cuando Martín pinta no sabe qué va a salir, las figuras van apareciendo. “De una mancha de pintura empiezo a moldear. Tiendo al surrealismo, a la creación de imágenes fortuitas  combinadas con la realidad”.

Con el tiempo su técnica ha mejorado pero en esencia pinta igual. “Antes tenía más frescura en los colores”.

Suele irse a Ensenada, Rosarito, el Golfo de Santa Clara y al parque por las tardes se va a hacer bosquejos. Se fue a Florencia Italia dos semanas  con su bloque de hojas y su cámara.

Una parte importante de la formación de un artista es la exposición a las obras de arte.

“La pintura se aprende en los museos y galerías. Desafortunadamente aquí no hay”.

Comentarios

comentarios

¡Síguenos!

YOUTUBE

Noticias TV

Especiales

Encuesta

¿Qué nombre gustaría que le pusieran al nuevo estadio de beisbol en San Luis Río Colorado?

Edición Impresa