Un juez federal de Estados Unidos liberó a Carlos Villalobos Organista, ex Secretario de Hacienda de Sonora en la Administración de Guillermo Padrés, tras pagar una fianza de 20 mil dólares.

El ex funcionario sonorense fue detenido por autoridades migratorias el 4 de abril en Scottsdale, Arizona, en atención a una petición de colaboración que giró la PGR, tras una ficha roja que emitió la Interpol.

La ficha roja de la Interpol, con la que contaba el ex funcionario desde mediados de marzo, era para responder ante las autoridades por los delitos de uso indebido de atribuciones, enriquecimiento inexplicable y daño patrimonial que supera los 600 millones de pesos, de acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción de Sonora.

Los recursos, presuntamente desfalcados por el panista, estaban destinados a los sectores de la salud, educación, seguridad e infraestructura, según las indagatorias.

Según las autoridades migratorias de EU, Villalobos ingresó a aquel país desde julio de 2016 a través de la frontera con Nogales, con el uso de su visa, la cual expiró en enero.

Villalobos dijo a las autoridades de EU que huyó de México por una persecución política del Gobierno de Sonora, por lo que solicitó asilo.

Se indicó que el asilo le fue negado y que fue liberado debido a que no existen órdenes de arresto vigentes contra el sonorense.

La Contraloría de Sonora informó en marzo que inhabilitó para ejercer cargos públicos a 23 ex funcionarios de la Administración de Padrés, y dio a conocer los nombres de 16 de ellos.

En esa lista figuran, además de Villalobos, Roberto Romero López, ex Secretario de Gobierno, y Mario César Cuén Aranda, ex Tesorero, a quien se le impuso una multa por 329 millones 820 mil pesos -por no comprobar más de 90 millones de pesos que entregó como “ayudas sociales”- y la inhabilitación por 10 años.

El resto de los sancionados son directores o subdirectores de dependencias como Educación, Salud, Infraestructura y Desarrollo Urbano e Infraestructura Educativa (ISIE).

Villalobos fue inhabilitado por 10 años y se le impuso una multa de 2 mil 782.8 millones de pesos.

Tan sólo 11 de los 23 ex funcionarios de Padrés suman multas por 6 mil 250 millones de pesos, que representan el doble del daño patrimonial causado.

Villalobos también es señalado de ser parte de una red que utilizó un esquema fiscal para perdonar impuestos por casi 708 millones de pesos a 41 empresas cercanas a Padrés, su familia y al candidato del PAN a la Gubernatura, Javier Gándara.