Habitantes del Golfo de Santa Clara mantienen un plantón en las oficinas de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) para exigir al Gobierno federal que soluciones el problema económico que ha generado con la prohibición de la actividad pesquera en el Alto Golfo de California.

Señalan que representan a todos los que no fueron considerados por el gobierno federal como parte de la cadena productiva de la pesca para considerarlos como pensionados a cambio de la prohibición de la pesca.

El biólogo Agustín Sánchez Osuna, propietario de dos puntos de venta de pescado en el Golfo, es uno de quienes tomaron las oficinas de la Conanp en busca de una solución del Gobierno federal.

Uno de los reclamos es que las esposas de los pescadores indemnizados también reciban el pago mensual.

“… Las esposas de los pescadores también trabajaban en la limpieza y procesamiento del producto. También son parte de la cadena productiva”, señalaron.

Destacaron que algunos grandes comerciantes de pescado también fueron excluidos del beneficio.

“Tenían una utilidad de mil o 2 mil pesos diarios. Esa gente también fue excluida de los beneficios”, expresaron.

Acusaron que, a falta de recursos provenientes de la actividad pesquera y de no ser incluidos en la pensión del gobierno federal, hay personas que han fallecido porque no tienen los recursos para atender sus problemas de salud.

Los manifestantes están a la espera de una respuesta del gobierno. Hasta ahora, los han ignorado.

“Ahorita tenemos 16 días y no nos importa. Necesitamos que nos resuelvan el asunto”, dijeron.

Sánchez Osuna insistió en que esperan una solución definitiva por parte del Gobierno federal.

 

Share post with: