Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Las autoridades municipales y estatales realizan operativos para salvaguardar la seguridad de los planteles educativos durante la temporada vacacional.

Un punto importante de estos operativos es la participación de los vecinos de los planteles escolares.

Las autoridades piden reportar cualquier irregularidad que suceda al interior o alrededor de las escuelas en periodo vacacional.

María del refugio Salazar, quien vive cercana a la escuela Primaria Vicente Guerrero, ubicada en la Calle Félix Contreras entre 23 y 24, manifestó que no le ha tocado observar a los agentes de la Dirección y Seguridad Publica que lleguen al plantel desciendan de la unidad y verifiquen si efectivamente las instalaciones no han sido objeto de la delincuencia.

Agregó que en ese sector no se observan deambular personas con intenciones de meterse a la escuela. aseguró que se mantienen vigilantes ellos como vecinos y padres de familia. “Cualquier sospechoso que veamos y rápidamente llamaremos al 911 para que se aboque la Policía”, dijo.

En la calle 29 y Callejón Durango se encuentra ubicado el Jardín de niños Club Rotarios, a simple vista se puede observar cómo las unidades de refrigeración y los alambres de conducción eléctrica se encuentran en perfectas condiciones,  a pesar de encontrarse casi aislado de vecinos colindantes.

Salvadora Martínez Agúndez, dijo vivir cerca del plantel educativo. Señaló que ella se mantiene en su hogar, también permanece a la expectativa de cualquier movimiento raro que se pudiera presentar en este sector.

Asegura que por ese barrio deambulan diariamente por el sitio los llamados “ratas conocidos” quienes durante todo el día transitan en todos los sentidos. Añadió que nunca a observado que lleguen las unidades policiacas en esta época de vacaciones, pero ellos los vecinos son policía las 24 horas del día del plantel educativo.

Es común que al regreso a clases, directores escolares identifiquen algunos daños provocados a los planteles educativos.

Mientras se llega el regreso a clases, los vecinos de los planteles escolares se mantienen vigilantes con la intención de  que no sean vandalizados.