A un año del atentado que cobró la vida de Francisco Vázquez Bustamante, su hermano Carlos advirtió apatía y desinterés por parte de la autoridad para resolver el caso.

En declaraciones a NOTICIAS, ventiló que después de los hechos acudió al Ministerio Público a entregar el teléfono de su familiar y la persona que lo atendió, recibió el aparato como si se tratara de un objeto cualquiera, pese a la información confidencial que se podía encontrar en él.

En otra ocasión, regresó al Centro de Procuración de Justicia para hablar con el fiscal encargado del caso, Rogelio López Gracia, sin embargo, el servidor público no lo recibió.

“… No hay nada; estamos como al principio”, manifestó tras externar su frustración por el trabajo de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Vázquez Bustamante, actual jefe de Servicios Administrativos del Ayuntamiento de San Luis, reveló que su hermano nunca le comentó a él, ni a algún otro miembro de su familia, haber sido objeto de alguna amenaza, y según dijo, lo más seguro es que así haya sido, pues regularmente andaba por la calle sin escolta.

Asimismo, agregó que la decisión de que fuera velado y sepultado en Mexicali la tomó su esposa, pues allá era donde radicaba.

Sobre la negativa de que se le realizara un homenaje de cuerpo presente en la Comandancia de Policía o cualquier otro lugar de San Luis, dijo que esa fue otra decisión meramente familiar.