Cuauhtémoc Blanco clama porque los futbolistas ahora sí se “pongan los pantaloncitos” ante las injusticias.

Mientras Oswaldo Alanís entrena con la Segunda División de Chivas por discrepancias en la negociación de un nuevo contrato, el ex futbolista y hoy alcalde de Cuernavaca exige valentía a la recién creada Asociación de Futbolistas que por primera vez le ha plantado cara a los dueños del balón.

“Ojalá lo hagan bien, es lo que necesitábamos, yo siempre la peleé, pero siempre se echaban para atrás algunos jugadores, es lo mismo de cuando empiezan los trancazos, ya no se meten porque tienen miedo de los contratos, se ponen de acuerdo los directivos, dueños, ‘¿sabes qué?, que éste está grillando’, ojalá se haga porque al final de cuentas el jugador está desprotegido”, dijo.

-¿Existe el contrapeso suficiente de los jugadores para ir contra la estructura?, se le preguntó.

“Ojalá se la avienten”, lanza Cuauhtémoc luego de un suspiro prolongado.

“Que tengan esos pantalones bien puestos porque es lo es que necesita el futbolista, es una tristeza que vayas a un Draft y estés esperando a ver si te agarra un equipo”.