Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

La Fiscal General de Justicia del Estado Claudia Indira Contreras pidió a los sanluisinos evitar especulaciones y juicios que generan mayor dolor a la familia de la pequeña Itzel Nohemi, asesinada y enterrada en zona desértica en San Luis Rio Colorado.

En rueda de prensa la funcionaria del gobierno del estado, detalló que durante las investigaciones, el (presunto) asesino confesó que el jueves 23 de mayo miró a cinco niños y niñas bañándose en un canal de riego, con quienes platicó un poco, entre ellos estaba la pequeña Itzel.

Luego sostuvo que el hombre se retiró a repartir tortillas y fue aproximadamente a las 14:30 horas del mismo día cuando Itzel pasó por su casa, “le echó el ojo” (palabras del propio asesino confeso), a quien le llamaba “pececito”, porque era muy hábil para nadar, y luego detalló la forma en que violó y asesinó a la niña de 7 años de edad, para después enterrarla a unos 50 metros del canal donde se bañaba la pequeñita.

 

FUERA ESPECULACIONES

La Fiscalía general de Justicia confirmó que fue Aaron Guadalupe (N), el detenido (hoy muerto), quien cometió los delitos en contra de la pequeña Itzel, que se trata del mismo que fue ingresado al penal y es el mismo que se suicidó en su celda.

Claudia Indira Contreras hizo un llamado a dejar de lado las especulaciones y juicios que se ventilan en redes sociales porque no ayudan en nada al proceso de duelo que enfrenta la familia de Itzel.

“La Fiscalía tenía todo el interés de llevar a juicio a Aaron Guadalupe, para que afrontara las consecuencias de los delitos cometidos”, subrayó la Fiscal.

Detalló que efectivamente el (presunto) asesino, fue ingresado al CERESO de San Luis Rio Colorado por posesión de narcóticos en flagrancia, pero se contaba con una carpeta de investigación muy sólida por los delitos de feminicidio, violación equiparada en numero 2 y violaciones a la ley de inhumación.

 

LE ECHÓ EL OJO

“Aaron dijo ante el Ministerio Público y en presencia de su defensor que el 23 de mayo aproximadamente a las 11:00 horas, miró a 5 niños y niñas que estaban jugando y bañando en un canal, ahí miró a Itzel a quien él le llamaba “pececito” (porque era muy hábil para nadar). Ahí platico con ellos y luego se retiró a repartir unas tortillas. Se fue y regresó a las 14.30 a su casa y pasando Itzel frente a su casa “le echó el ojo”, narrando a detalle, los hechos de violación y feminicidio”, fueron parte de las narraciones del asesino confeso.

La fiscalía dio a conocer que convencidos de la participación de Aaron Guadalupe, con fecha 3 de junio de 2019 a las 18.46 horas, el Poder Judicial del Estado recibió la solicitud de orden de aprehensión presentada por el agente del Ministerio Público por los delitos de feminicidio, violación equiparada en #2 y violación a las leyes de inhumación.

 

EN CUESTION DE MINUTOS

Aarón ingresó el 1 de junio a las 9:30 horas por delitos contra la salud. Desde su ingreso fue internado en área que requiere medidas de seguridad. Permanecía sin compañía. Objeto de constante supervisión. Cada 10 minutos aproximadamente.

El 4 de junio a las 13.10 horas ingresó personal de la FGJE para llevar a cabo una diligencia. La cual terminó a las 13.25 horas.

A las 13.45 horas del 4 junio el responsable de turno y el oficial de seguridad asignado al área, informan que en la celda estaba el cuerpo de Aarón colgado con una cuerda hecha de tiras de cobija atada al cuello y a la regadera del baño.

A las 17.35 horas del 4 de junio se le practicó la autopsia. Muerte por asfixia por suspensión. Con características suicidas, descartando violencia en el cuerpo de Aaron.