Los gobiernos Federal y Municipal buscan atender de la mejor manera a los mexicanos que viven en el extranjero y vienen a visitar al país y su familia por las fechas; pues darán indicaciones para evitar que los “paisanos” se vean envueltos en problemas de cualquier índole o víctimas de la burocracia mexicana.

Las indicaciones fueron dadas por la Contraloría municipal siendo respaldadas por el Instituto Nacional de Migración donde básicamente el mensaje para los mexicanos en el extranjero es un amplio “bienvenidos.”

El presidente municipal, Santos González Yescas, acompañado de regidores del Cabildo y personal de Contraloría se dieron a la tarea de ir personalmente a la línea fronteriza y entregar folletos a los que cruzaban a México, además de colocar una manta en la avenida Obregón y calle primera (por donde justamente tienen que pasar los que entran a México por San Luis) donde se alcanza a leer “bienvenido paisano, denuncia en contraloría”, un claro mensaje de que ni el Ayuntamiento, ni el Gobierno Federal permitirán que se violenten los derechos de los mexicanos que vienen de visita a su país.

“Se implementa (el programa) en periodos vacacionales, julio y diciembre precisamente porque es cuando vienen a visitar a su familia todos los paisanos (…) se les da información en guías respecto a sus derechos, por ejemplo las cosas que pueden y no traer a México y llevarse como frutas y demás, y también se les da información sobre instituciones públicas y sus derechos con éstas, como con la policía municipal, transito, salud, etc. (…) también se les facilitará croquis para que no tengan problemas en llegar a la ciudad que se dirijan de la región o salir del país”, explicó el coordinador del Programa Paisano y auditor de obra de la Contraloría, Juan Carlos Pelagio.

El coordinador del programa también notificó que se realizan dos encuestas, una entre el 9 de diciembre hasta el 23, donde se les cuestiona a los mexicanos del extranjero cómo fueron tratados por institutos de migración y por la aduana; y la última entre el 2 y 8 de enero, donde se les pregunta cómo fueron tratados por las instituciones mexicanas en general, tales como policías, ejercito, instituciones de salud y demás.

Share post with: