Felipe Eduardo “N”, de 28 años de edad, fue detenido la tarde del sábado por agentes de la Policía Municipal, luego que lo encontraron en posesión de dos envoltorio con una sustancia granulosa al tacto que él mismo identificó como “cristal”.

En las primeras indagaciones, el detenido manifestó a sus captores que la droga era para consumo personal y que la había comprado a un sujeto en la cantidad de 150 pesos. Sin embargo, se negó a proporcionar datos del vendedor.

Fue al filo de las 18:20 horas cuando al realizar un recorrido de vigilancia por la avenida Jazmín y la calle 32, los uniformados detectaron a una persona caminando por la calle, y al mirar la unidad policiaca, ésta comportó de manera sospechosa, por lo que fue abordada por la unidad.

Como resultado de la revisión corporal a su persona, se encontró en la bolsa derecha del pantalón una cajetilla de cigarros en cuyo interior había dos envoltorios de plástico transparente con el enervante.

Tras el hallazgo, Felipe Eduardo “N” fue puesto bajo arresto y trasladado  a la celdas preventivas de la Jefatura de Policía y Tránsito Municipal, donde quedo recluido por la posesión del narcótico.

Tiempo después, el presunto consumidor fue turnado al Ministerio Público, donde el Agente Investigador del Sector 2 se encargaría de determinar su situación jurídica.