Un sujeto acuchilló a personas que participaban en la séptima noche de la festividad religiosa de la Janucá.


Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.-

Armado con un cuchillo de grandes dimensiones, un hombre irrumpió el sábado por la noche en la residencia de un rabino en Monsey, una localidad situada al norte de la ciudad de Nueva York, e hirió a cinco personas, dos de ellas de gravedad, que se congregaban para encender las velas para la séptima noche de la festividad religiosa de la Janucá.

El atacante, según ha relatado un testigo a The New York Times, trató de entrar a continuación en la sinagoga vecina, pero sus ocupantes, alertados por los gritos de la casa del rabino, habían cerrado las puertas.

El sospechoso huyó después en un coche y se encuentra a disposición policial tras haber sido arrestado, hacia la medianoche, en la zona de Harlem, en el norte de Manhattan y a 45 minutos en coche al sur del lugar de los hechos. Se enfrenta, según ha informado la policía, a cinco delitos de tentativa de homicidio y uno de asalto.

Hasta el momento, la policía no ha hecho públicos los motivos del atacante, que nunca había sido detenido con anterioridad y que, según las primeras pesquisas, actuó solo.

La unidad antiterrorista de la policía de Nueva York ha dicho en su cuenta de Twitter que “está analizando en profundidad” el incidente por si se tratara de un ataque antisemita.

El gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, que ha visitado la casa del rabino este domingo por la mañana, se ha referido al ataque como “un acto de terrorismo doméstico”.

“Seamos claros: el antisemitismo y el fanatismo de cualquier clase repugna a nuestros valores de inclusión y diversidad y nosotros tenemos absoluta tolerancia cero para este tipo de actos de odio”, había dicho Cuomo, horas antes, en un comunicado.