martes, 11 diciembre, 2018
Banner Top

Debido a la lluvia, la misa presidida por el Obispo de la Diócesis de Tucson, Edward Joseph Weisenburger, que se había planeado en el terreno localizado junto a la gasolinera Chevron la madrugada del viernes, tuvo que ser cambiada a último momento a la parroquia de San Judas Tadeo, por lo que se llevó a cabo sin presencia de los jornaleros.

Poco después de las 4:00 de la mañana dio inicio la acción de gracias por la contribución de los campesinos a la sociedad, en la que participaron también sacerdotes y diáconos del Vicariato Yuma-La Paz.

Es ya una tradición la visita anual en diciembre del obispo a San Luis, Arizona para reunirse con los trabajadores del campo y celebrar la eucaristía, evento organizado por Pastoral Campesina y al que acuden también los miembros de la comunidad.

La celebración fue realizada en español, incluyendo la homilía en la que el obispo Weisenburger comentó que sus abuelos fueron campesinos y él fue pastor de una parroquia de campesinos. “Si bien la agricultura es un trabajo muy difícil, pienso que gente como ustedes y yo entendemos mejor que muchos lo que el Papa Francisco quiere decir cuando habla de un amor por la creación de Dios, de la reverencia hacia la tierra y la dignidad de aquellos que cultivan la tierra”, expuso.

Dijo que imágenes relacionadas con la agricultura fueron utilizadas por Jesús para enseñar la fe, historias de pequeñas semillas que son sembradas en la tierra. “El campesino debe ser paciente y confiar en que la pequeña semilla echada en la tierra algún día será una gran cosecha. Estamos llamados a vivir en la esperanza”.

La misa fue acompañada por el Mariachi Jalisciense, integrado en su mayoría por trabajadores del campo.

Sobre la situación de los inmigrantes centroamericanos en la frontera, el obispo indicó que la visión de la iglesia católica es ayudar a toda la gente. “Creemos en las buenas intenciones y la buena voluntad de la gente. La vasta mayoría de las personas que vienen no están quebrando la ley sino que la están siguiendo. Muchas personas están solicitando el estatus de refugiados y nuestra meta es ayudarles”.

La ayuda dijo, se brindará principalmente a través de la Iniciativa Fronteriza Kino en ambos lados de la frontera de Nogales y subrayó que nunca se tendrá seguridad fronteriza completa hasta que haya una reforma migratoria.

La Iniciativa Fronteriza Kino desde 2008 ha unido a seis organizaciones católicas en un esfuerzo por ser una presencia humanizadora y fomentar la solidaridad binacional sobre el tema de la migración a través de asistencia humanitaria y acompañamiento directo con el migrante, educación Social y Pastoral con comunidades de ambos lados de la frontera.

¡Síguenos!

YOUTUBE

Edición Impresa