Un joven de 18 años de edad se pegó un balazo de manera accidental en la ingle, rozando sus genitales.

Julián estaba maniobrando una pistola cuando se le fue un balazo, al parecer se la fajaba en el cinturón.

Los hechos ocurrieron la tarde de ayer en la Colonia Altar, el caso tomó importancia porque las autoridades creyeron que se trataba de algún herido en la balacera de ayer en la funeraria.

Fue su padre y sus hermanos quienes lo llevaron al Hospital General a bordo de un sedán de color gris.

En el sitio estaban elementos de la Secretaria de Marina vigilantes de los sicarios heridos y por esa razón se accionaron.

En entrevista con el padre de familia se aclaró que el mismo joven se había herido al maniobrar la pistola.

La policía se movilizó al domicilio de la familia para recuperar el arma de fuego y corroborar lo dicho por el mismo herido.

Share post with: