Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Luego de una prolongada lucha contra el cáncer, el día de ayer, poco antes de las 10:00 de la mañana, dejó de existir el agroempresario Carlos Gómez Barrón.

Quien fuera productor del ejido San Luis, libró una férrea lucha durante los últimos años contra la mortal enfermedad que primeramente se le hizo presente en el colon, para después afectarle el hígado y finalmente otros vitales órganos.

Con su partida, deja a quien fuera su pareja Alejandra Palma Arnold, con quien procreó a sus hijos Alexia y Carlos Alejandro, de 15 y 7 años, respectivamente.

Como hijo del agricultor y empresario agrícola, el también ya desaparecido Teódulo Gómez Gamboa, heredó el amor por la actividad, destacando por haber fortalecido el Grupo Solidario Benito Juárez del ejido San Luis, organismo que agrupa a trigueros del referido núcleo ejidal y que cuentan con un centro de acopio.

Entre otros de sus logros, se anota la transformación positiva que logró en su conglomerado mientras se desempeñó como Presidente del mismo, pues además de crearle una imagen positiva, lo reencauzó por el camino del desarrollo.

El trabajo desarrollado al frente del Grupo Benito Juárez y en el Comisariado, le facilitó la llegada a la Presidencia del Módulo de Riego Número 1, destacando también ahí  la construcción del salón de eventos y la sala de juntas, al igual que los pozos que logró se perforaran.

En conjunto todo lo anterior, lo convirtió en el líder natural de su Ejido, y empezaba a influenciar en todo el Valle por las participaciones acertadas que tenía en las reuniones de interés para todo el sector productivo.

Carlos Gómez estaba llamado a ocupar el lugar que dejaron los líderes que se han retirado.

Descanse en paz.