Un hombre que fue sorprendido justo en el momento en que realizaba sus necesidades fisiológicas a media calle, resultó ser un presunto envenenador urbano.

Se trata de Miguel Angel, de 31 años de edad y lugar de residencia en esta frontera.

El martes a las 11:50 de la mañana, agentes de la Policía Municipal que realizaban un recorrido por la avenida Crisantemas entre las calles 10 y 11 lo sorprendieron cuando orinaba en la vía pública.

Más información en nuestra edición impresa.