Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

FRACTURADO, EL AMLOGOBIERNO

Dolorosa salida la anunciada por Carlos Urzúa, quien, a través de su cuenta de Twitter dio a conocer su decisión de abandonar el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La carta del adiós de Urzúa desnudó la situación de compadrazgo y corrupción que se vive al interior del gobierno mexicano.

La salida del Secretario de SHCP manda una terrible señal a los inversionistas extranjeros, que, de por sí, se han negado durante los pasados meses a meter su dinero a la economía de nuestro país.

La salida de Urzúa es el segundo Secretario, y el octavo funcionario de alto nivel del gobierno mexicano, lo que deja ver la fragilidad en que se encuentra el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

 

DÍA TRISTE PARA MEXICO

La salida de Carlos Urzúa no se trata de un festejo, o reclamo, entre los seguidores y críticos del AMLOgobierno. Es un día triste para nuestro país. Un día que ha marcado el fracasado destino del proyecto del actual gobierno.

Es un día triste porque las calificadoras actuarán en consecuencia. Es un día triste porque se hablará de un recorte al crecimiento.

Es un día triste porque deja ver al desnudo a un Andrés Manuel López Obrador que llegó a la presidencia de México con muy buenos deseos pero con una total ignorancia de la gestión de gobierno; y eso, cuesta caro, muy caro.

 

HERRERA, LIGERA ESPERANZA

La llegada de Arturo Herrera en relevo de don Carlos Urzúa deja ver la presencia de un técnico al frente de esa dependencia.

Sin embargo, Herrera ha recibido dos “coscorrones” en público, de parte del presidente. Uno de ellos cuando habló de la improcedencia de Dos Bocas; el otro, cuando señaló la necesidad de que regrese la tenencia federal.

Si el Presidente deja al nuevo Secretario hacer su chamba, y le quita los problemas de los que se quejó Urzúa en su salida, la presencia de herrera podría ser de gran beneficio para el proyecto de nación de la 4T.

 

Acaso Arturo Herrera tendrá los arrestos necesarios para poner un alto a los desórdenes económicos de Andrés Manuel López Obrador, o llegará para decirle “sí, señor”.

 

URGE RETOMAR EL RUMBO

La salida de don Carlos Urzúa deja ver la urgente necesidad de que el presidente escuche a los más preparados, corrija el rumbo y se gane la confianza de los inversionistas.

AMLO tendrá que preparar de lanzar una buena cantidad de señales que sean del agrado de los inversionistas extranjeros.

Una de ellas podría ser el anuncio de retomar el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. El replanteamiento del Tren Maya y la refinería de Dos Bocas serían mensajes de que al actual gobierno le importa el crecimiento económico.

Hay que aceptar que López Obrador se ha mostrado muy necio en su proyecto de gobierno y es muy difícil que planteé un cambio de rumbo; de ser así, el presidente le habría dado un terrible golpe al futuro de los que menos tienen. Será una lástima para el futuro de nuestro país y de millones de mexicanos.