Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

YUMA YA CONSTRUYE

Mientras que Yuma ya construye instalaciones adecuadas para procesar a los migrantes mientras los regresa a México, el gobierno mexicano todavía no es capaz de definir el protocolo que utilizará para atender a los devueltos.

Es más, ni siquiera imaginan las cantidades a las que se enfrentarán. Al menos, así lo han comentado los funcionarios involucrados con ese asunto.

Tal parece que al gobierno mexicano todavía no le cae el veinte del tamaño de la bronca que le espera en los próximos meses, justo en la temporada de altas temperaturas de nuestro desierto sonorense.

 

VIOLENCIA EN SONORA

La gobernadora Claudia Pavlovich deberá aprovechar al máximo la visita de Alfonso Durazo para desarrollar de manera combinada una estrategia que ayuda a bajar la violencia criminal en la región sur del Estado.

Y es que, Durazo Montaño se podrá llevar como una muestra de la violencia sonorense el hecho ocurrido en Tesopaco, en donde resultaron casas baleadas y vehículos quemados.

¿Se irá a componer ese asunto? La verdad, quién sabe; iniciamos el año con el primer cuatrimestre más violento de la historia; mayo va por el mismo tenor.

Debemos entender que el asunto de la seguridad nomás no se le da al actual gobierno; lo peor del caso es que tampoco se le da la economía, ni la salud… ¡ay, nanita!, a prender las veladoras.

 

YA VAN SIETE

Para no desentonar con el plano estatal y nacional se van sumando muertitos aquí en nuestro sanluisito.

Este viernes llegamos a la séptima muerte violenta del mes de junio, lo que deja ver que muy probablemente, terminemos muy arriba de nuestro promedio mensual… descanse en paz la tranquilidad de los sanluisinos.

 

PADRÓN RASURADO

El Partido Revolucionario Institucional sigue mostrándose como un cochinero.

A pesar de que el INEya terminó la verificación del padrón, que contiene alrededor de 7 millones de militantes, siguen las acusaciones de manipulación del padrón hacia la próxima jornada electoral del tricolor.

Es una lástima que el PRI haya dejado ir la oportunidad de lavarse la cara, renovarse y mostrarse como una oposición firme al poder ejecutivo.

Desafortunadamente, se está mostrando como un guiñapo.