Una comitiva de San Luis, Arizona, organiza una visita a la Ciudad de México para asegurar los fondos para la remodelación de la aduana mexicana.

 

Luz Pesqueira

SAN LUIS, Arizona.

 

Después de que el gobierno de los Estados Unidos autorizó un presupuesto de 152.4 millones de dólares (poco más de seis mil millones de pesos), el alcalde de San Luis, Arizona, Gerardo Sánchez señaló que planea realizar una visita a la Ciudad de México junto con representantes de la Administración de Servicios Generales (GSA) y el Departamento de Transporte de Arizona (ADOT) para asegurar la inversión del gobierno mexicano en la garita mexicana.

“Con los 152.4 millones de dólares autorizados por el gobierno federal de Estados Unidos para la remodelación del Puerto de Entrada San Luis I, tenemos que trabajar en conjunto con México. El próximo mes o en febrero vamos a hacer un viaje con GSA y ADOT a la Ciudad de México para asegurar que haya fondos de parte de ellos para poder hacer la construcción en conjunto”, dijo Sánchez, quien explicó que México estaba esperando la autorización de los fondos porque ellos no iban a invertir si Estados Unidos no lo hacía.

El alcalde refirió que este año y el año pasado el Departamento de Estado y GSA realizaron reuniones públicas para conocer la opinión de la gente acerca de la nueva garita e ingenieros trabajaron en el diseño.

Expuso que la obra se llevará a cabo en tres fases que incluirá la remodelación del lado mexicano, los carriles peatonales y los carriles vehiculares.

El nuevo puerto de entrada contará con entre 14 y 16 carriles vehiculares de entrada a Estados Unidos y cinco carriles vehiculares de salida a México.

“Una de nuestras preocupaciones es que durante el proceso de construcción, que durará de dos a tres años, continúen cruzando anualmente los 8.5 millones de personas que utilizan la garita actualmente”.

Los vehículos saldrán a México derecho a la avenida Morelos, atravesando el Parque de la Amistad”.

Sobre los 96 millones de dólares para el proyecto que no fueron aprobados, dijo que una vez iniciada la obra será más fácil buscarlos. “La clave ahorita es trabajar en conjunto con México y que ellos tengan los fondos también para hacer el proyecto”.

Dejó claro que no solo habrá más carriles, sino más oficiales para operarlos. “Cuando hablamos de mas carriles también lo hacemos del personal requerido. En su momento los senadores McCain y Flake trabajaron agresivamente en eso y ha habido un cambio en la manera en que se contrata a los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza. Claro que estamos pensando en eso siempre. Hemos dicho que así como queremos más carriles, también queremos el personal”.

Manifestó que es muy probable que el nuevo puerto de entrada tenga las características de arquitectura y arte que el recién inaugurado Puerto de San Ysidro en California. “Las nuevas garitas así se están haciendo, ya no son solo un cuadro como la que tenemos. Es muy probable que algo parecido se haga en San Luis. Va a cambiar todo el centro, el flujo vehicular y peatonal”.

Señaló que una vez terminado el proyecto, los 8.5 millones de personas que cruzan anualmente por este se tripliquen.