La secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, destaca la importancia la Reforma Laboral aprobada en San Lázaro; resalta la transición de Juntas de Conciliación a Tribunales Laborales

“La idea es que haya una impartición de justicia imparcial, pero también que los procedimientos sean mucho más cortos”, destacó sobre la Reforma Laboral, recientemente aprobada por la Cámara de Diputados y que aún debe votar el Senado.

Sobre quienes han opinado que afectará a empresas, apuntó que “no, yo creo que la libertad, la democracia, es una deuda pendiente en este país, y que hay que dejar a los trabajadores que decidan libremente”.

“Yo creo que el corazón de las relaciones laborales está en la negociación y en la contratación colectiva, y de lo que trata esta reforma es que esa contratación, esa negociación colectiva sea auténtica, que haya verdadera participación de los trabajadores en la vida sindical y también frente a los empleadores”, dijo.

“Yo creo que es un tema, por un lado, que ya está en nuestra Carta Magna, en nuestra Constitución, desde febrero de 2017 se había hecho una reforma constitucional cuyas leyes secundarias nunca fueron aprobadas, y también son compromisos asumidos por México frente al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá”, agregó.

Asimismo, expresó que “son temas que me parecen cruciales, pero que van a venir, al contrario, a renovar las relaciones laborales para que sean más sanas, más auténticas; y eso no lo podemos ver como una mala noticia, al contrario, es una deuda pendiente”.

Share post with: