Con cinco asesinatos cerró el mes de abril, contra los trece que se presentaron en el mes de marzo, lo que reduce los casos en más del 50 por ciento.

En uno de los crímenes el presunto autor material está detenido y a disposición de las autoridades, y en dos están por fincar responsabilidades a cuatro sujetos detenidos en flagrancia tras un tiroteo.

Los crímenes iniciaron el 11 de abril en callejón Álvaro Obregón entre las calles 33 y 34, en ese sitio fue acribillado el estadounidense, John Henry, de 66 años de edad, cuanto estaba dormido a bordo de su camioneta.

El residente de Yuma, Arizona, estaba a bordo de una camioneta Van de la marca Dodge, color blanca y placas de la ciudad de México, misma que estaba estacionada.

Los familiares no vinieron a realizar la identificación de manera personal, solo por teléfono y hasta el momento se desconoce el móvil.

El lunes, 15 de abril, fue asesinado en el callejón Jazmín entre calles 36 y 37, el de nombre Abel Francisco Bobadilla de 36 años de edad, un par de ladrones a los que encaró por un robo en su casa, le pegaron de balazos cuando los encaró.

El martes, 16 de abril localizaron un cadáver en estado de descomposición, sin manos y con una cartulina donde se lee “Por Rata”, estaba en una bloquera en ruinas al sureste de la ciudad, fue identificado como Jorge Carlos Moreno Silva de 37 años de edad, con domicilio en esta ciudad.

El 28 de abril localizaron al sur del Panteón Jardines del Paraíso, cerca de la carretera, el cadáver de un hombre con la cara cubierta, las manos atadas y un balazo en la frente, fue identificado como Francisco, de 37 años de edad, era residente de San Luis, Arizona.

Finalmente, para cerrar mes, el 30 de abril asesinaron de un escopetazo a un residente del fraccionamiento Chula Vista, fue identificado como Luis Alberto Álvarez Flores de 26 años de edad, las autoridades atraparon al homicida, es un joven de nombre Gustavo, alias “El Tavito” de 17 años de edad, quien ya está internado en el ITAMA.

 

VAN DOS EN MAYO

Dos crímenes que tienen relación en segundo grado, se dieron en los dos primeros días de mayo, el miércoles primero de mayo ejecutaron de al menos 13 balazos al presunto narcotraficante Luis Alfonso, alias El Cuate Lara.

Un día después, el jueves dos de mayo, sicarios irrumpen en el velorio de El Cuate, buscando a su gemelo, y en la balacera muere un asistente al funeral, se trata de Gerardo Villaseñor, residente del Golfo de Santa Clara, que nada tiene que ver con cuestiones delincuenciales.

Tras los hechos se detuvo a cuatro delincuentes, dos que acudieron a la funeraria a realizar los disparos, y otros dos que estaba en el velorio y repelieron la agresión.

Share post with: