“Aunque habrá mucha superficie disponible en el presente ciclo otoño-invierno, el rentismo no crecerá porque los horticultores que son los que se quedaban con las tierras, ya están saturados”, dijo Guadalupe Cervantes Leal.

El ejidatario, expresó que este panorama que se está mirando en el campo es el producto de la incertidumbre que prevalece entre los trigueros y lo caro que están los combustibles, sobre todo el diesel.

Primeramente, se refirió a que nadie ha venido a San Luis a dar una explicación sobre el trigo cristalino, menos el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural –SADER-, no obstante de que se dijo que estaría en Ciudad Obregón despachando.

A diferencia del anterior Gobierno que aunque el valor de la tonelada no fuera el justo en el mencionado grupo, se daba a conocer, así como los apoyos que se ofrecerían, lo cual ahora no está ocurriendo, declaró el inconforme triguero.

Agregó que estas dudas que sienten los campesinos, y el precio del diesel que ha vuelto a subir casi a los veinte pesos  por litro, están ocasionando la desilusión que hará que una importante superficie dejará de sembrarse porque no hay las condiciones para ello.

Tocó también el tema de las gasolinas diciendo que no se homologaban con las de Arizona por el alto valor del dólar, pero ahora que bajó la cotización, el precio del litro lo incrementaron.

Esta política agropecuaria que está practicando el actual Gobierno, se contradice con la que se dio a conocer hace unos meses, cuando se aseguro que se apoyaría a todo el campo, y ahora resulta que de ese plan se está exentando al noroeste, es decir, a Sonora y Baja California, revelo el líder ejidatario.

Finalmente, pidió al titular de SADER, Dr. Víctor Villalobos, que así como vino dos ocasiones a Mexicali en Campaña, ahora debe regresar a despejar todas las dudas que se tienen.