lunes, 10 diciembre, 2018
Banner Top

A puerta cerrada, el Congreso de Sonora aprobó las reformas a la Constitución Política del Estado, entre ellas la que permite a la Gobernadora Claudia Pavlovich vetar las decisiones del Legislativo y pueda ejercer modificaciones al Presupuesto aprobado.

También se eliminaron privilegios a funcionarios al eliminar el fuero, los fondos legislativos y que el Poder Judicial rinda un informe anual.

La aprobación de las reformas ocurrió en un contexto de protestas por parte de legisladores electos y simpatizantes de Morena, quienes acudieron al Congreso a protestar por el albazo legislativo.

Más de 100 policías resguardaron el acceso del Congreso para evitar que los inconformes ingresaran a “reventar” la sesión extraordinaria.

Los cambios a la Constitución de Sonora ocurrieron con 27 votos a favor, sólo tres diputados se negaron a aprobarla, uno de Movimiento Ciudadano y dos de Acción Nacional.

Las reformas pasarán a los 72 Cabildos Municipales y en caso que sean aprobadas por la mitad más uno quedarán promulgadas al ser publicadas en el Boletín Oficial del Estado.

Entre los cambios a la Legislación local está la ampliación del poder de veto que tiene la Gobernadora; además, se pretende que las reformas constitucionales aprobadas por el siguiente Congreso deban ser ratificadas por dos terceras partes de los municipios, cuando en la actualidad se necesita a la mitad más uno de los ayuntamientos.

“La Gobernadora a punto de quitar al Congreso facultades para el equilibrio de poderes. Ella representa al arcaico priismo autoritario que arrebata a los sonorenses lo que perdió en las urnas”, añadió la senadora electa de Morena, Lilly Téllez.

 

¡Síguenos!

YOUTUBE

Edición Impresa