Si piensa cruzar la frontera y aún no ha renovado sus placas, es mejor que lo piense dos veces, ya que desde el primero de enero, los conductores de autos mexicanos con placas vencidas pueden enfrentar multas en Arizona.

El teniente del Departamento de Policía de San Luis (SLPD por sus siglas en inglés), Marco Santana indicó que no existe una prórroga o tiempo extra en el que los conductores de autos mexicanos puedan circular en Estados Unidos mientras realizan la renovación de sus placas. “Aunque obviamente el oficial tiene discreción para levantar la multa, conducir un auto con placas vencidas es ilegal en Arizona”.

Expuso que México y Estados Unidos tienen cada uno sus propias reglas.

Otro problema con los autos mexicanos es especialmente la falta de seguro. Si los conductores son detenidos por cualquier infracción además de solicitarles el registro del vehículo se le pedirá que presente el seguro y al no contar con éstos enfrentarán multas.

De acuerdo a información proporcionada por Belem Kasid, empleada de la Corte Municipal de San Luis en el área de cobros, la multa para el conductor por no contar con seguro es de mil cuatro dólares con 90 centavos, la que se puede reducir a 245 dólares con 45 centavos si se comprueba haber contratado un seguro por seis meses. En el caso de las placas vencidas la multa es de 638 dólares con 90 centavos, que se puede reducir a 199 dólares con 70 centavos llevando el comprobante de renovación. Si el conductor no paga las multas, puede ser emitida una orden de arresto en su contra y se le suspenderá el privilegio de manejar en Arizona, aunque sea ciudadano mexicano. Si este es el caso y se le encuentra conduciendo, su auto puede ser confiscado hasta por 30 días.

Además los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) pueden solicitar a los viajeros la tarjeta de circulación de su auto y en caso de que las placas estén vencidas, tienen facultad de enviarlos a segunda revisión y llamar a la policía.