domingo, 18 noviembre, 2018
Banner Top

El número de familias migrantes detenidas por ingresar de manera irregular a Estados Unidos aumentó un 38 por ciento en el mes agosto, según estadísticas publicadas este miércoles, incremento que funcionarios de Seguridad Nacional calificaron como señales de una crisis migratoria, informó The Washington Post.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza detuvieron a 12 mil 774 mil migrantes con familiares el mes pasado, de acuerdo con el último reporte.

El aumento se registró después de la decisión del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de terminar con su campaña de tolerancia cero que separaba a los niños de sus padres en un intento por impedir la migración ilegal.

Los números de migración generalmente se recuperan en agosto después de un receso pausa de verano, indicó el Post.

En general, el número de extranjeros detenidos o considerados como inadmisibles en los pasos fronterizos aumentó de 39 mil 953 en julio frente a los 46 mil 560 en agosto.

El diario estadounidense indicó que funcionarios de Seguridad Nacional consideraron que la llegada de tantas familias se debe a las restricciones impuestas por la corte que limitaron el tiempo de detención de migrantes menores de edad.

Por lo tanto, aseguran los funcionarios, los padres llegan con sus hijos como una forma de obtener una liberación rápida de la custodia del Gobierno, y así evitar la deportación.

“Las cifras han seguido aumentando porque es una vía conocida para llegar a Estados Unidos y se les permite quedarse”, indicó el Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza, Kevin McAleenan, quien calificó el aumento como una crisis de proporciones significativas, desde una perspectiva humanitaria y de seguridad.

Los agentes que trabajan en el sur de Texas describieron que en el mes de agosto varias balsas cruzaron el Río Bravo, además de que grandes grupos que tuvieron que ser llevados autobuses de la Patrulla Fronteriza, señaló The Washington Post.

¡Síguenos!

YOUTUBE

Edición Impresa