La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) reveló que 593 mil 507 han sido detenidas hasta el mes de mayo del presente año fiscal que inició en octubre de 2018. En los siete años anteriores, el número más alto de detenciones que realizó la Patrulla Fronteriza fue de 479 mil 371 en el año fiscal 2014, superado en un 24 % hasta mayo de este año.

“Estamos experimentando una emergencia en todo el sistema que está afectando gravemente a nuestra fuerza laboral, instalaciones y recursos”, dijo el Comisionado Interino de CBP John P. Sanders.
En mayo se hicieron 132 mil 887 aprehensiones en la frontera suroeste. El mayor número de detenciones en el mes de  mayo en los últimos siete años, ya que el récord lo tenía el año fiscal 2014 con  60 mil 683, lo que representa menos de la mitad de las detenciones del mes pasado.

CBP ha visto un aumento en todas las áreas clave de aprehensión en y entre los puertos de entrada, incluidos los Niños Extranjeros No Acompañados (UAC); Unidades Familiares (FMUA); y adultos solteros.
Si bien cada categoría clave ha visto un aumento, el porcentaje de UAC y Unidades familiares también continúa aumentando. Las UAC y las FMUA representan el 66 % de todas las detenciones en la frontera suroeste para el año fiscal 2019. En el mes de mayo, representaron el 72 % de todas las detenciones en la frontera suroeste.

Los migrantes provienen principalmente del Triángulo del Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) y México. El 78 % de las detenciones en la frontera suroeste en mayo fueron del Triángulo del Norte. Si se agrega México, el Triángulo del Norte y México representan el 91 % de todas las detenciones en la frontera suroeste.

Muchas de estas aprensiones son grandes grupos. USBP define un grupo grande como cualquier grupo formado por más de 100 personas. En el año fiscal 2017, la Patrulla Fronteriza encontró dos de estos grupos. El número aumentó a 13 grupos en el año fiscal 2018 y en lo que va del presente año fiscal ya se ha encontrado con más de 180 grandes grupos. Los dos grupos más grandes jamás encontrados fueron detenidos en mayo y estaban conformados por 400 y mil personas.

Los impactos de la crisis para legitimar el comercio y los viajes no pueden ser exagerados. CBP ha trasladado a más de 700 oficiales de los puertos de entrada para ayudar a la Patrulla Fronteriza a procesar el aumento repentino de migrantes detenidos. La reasignación de oficiales de los puertos de entrada tiene consecuencias. Los peatones, vehículos de pasajeros y camiones comerciales que intentan cruzar la frontera experimentan retrasos inusualmente prolongados. Algunos puertos de entrada se han visto obligados a cerrar algunos carriles de viaje y reducir algunas horas de procesamiento de carga durante el fin de semana.

Share post with: