Por El Financiero

Una nueva teoría sobre la formación de la Luna indica que se generó a partir de magma que se desprendió de la superficie de la Tierra, cuando ésta aún estaba conformada por un océano incandescente, luego de un choque con objeto del tamaño de Marte.

La publicación abre la conversación sobre la posible formación de la Luna, un hecho que para los científicos aún no está del todo claro. La publicación fue hecha por Nature Geoscience.

En la publicación se explica que los meteoritos lunares y las muestras recolectadas durante las misiones de Apolo muestran que la Luna y la Tierra tienen diversas huellas geoquímicas muy similares y se sospecha, según la publicación, que la Luna se formó derivado de un choque entre un satélite de fuego del tamaño de Marte, llamado ‘Theia’, contra la Tierra cuya superficie aún no era sólida y estaba conformada por magma.

El choque habría enviado en órbita una espiral de material del que se formó la Luna.

Los científicos han realizado diversas simulaciones por computadora que muestran que eso es posible, aunque se encuentran con que tal impacto en una tierra relativamente sólida había creado una luna compuesta de Theia, y no del magma de la tierra.

Se cree que del choque se formó la Luna con aproximadamente un 70 por ciento de material terrestre. En modelos y teorías anteriores se creía que ese porcentaje era del 40 por ciento.

Robin Canup, astrofísico del Southwest Research Institute dijo a The New York Times que este modelo de magma-océano ayuda a explicar el reflejo geoquímico entre la Tierra y la Luna y la forma en la que el satélite se encuentra alrededor de la Tierra.

El siguiente paso para los investigadores es claro: volver a la Luna, profundizar y traer tantos fragmentos lunares como sea posible para validar, o no, dicha teoría.

Share post with: