Dos elementos de la Policía Estatal de Seguridad Pública, PESP, fueron asesinados el domingo por la delincuencia organizada de Sonoyta, Sonora.

Se trata de Alberto Vázquez Varela, quién estaba encargado de la base, y el elemento Martín Roberto Piñuelas Chávez.

Los cuerpos fueron localizados cerca de las nueve de la noche en el Lienzo Charro de Sonoyta, ubicado en el kilómetro siete de la carretera a Puerto Peñasco.

Ambos presentaron herida de bala en la cabeza, estaban esposados con las manos a la espalda, y portaban sus uniformes.

Estos dos elementos estaban comisionados en San Luis Río Colorado, y apenas el sábado anterior fueron asignados a la base de Sonoyta.

Sobre el asunto que dice que fueron sorprendidos por un fuerte grupo armado, otra versión es que los pusieron otros policías.

 

Condena ataque la SSP

La Secretaría de Seguridad Pública condenó enérgicamente el ataque armado que derivó en  el lamentable deceso de dos destacados Elementos de la Policía Estatal.

El Secretario de Seguridad Pública, José David Anaya Cooley repudió el cobarde hecho y fue enfático al declarar que no se escatimará recurso humano para que se esclarezca este suceso que enluta a la corporación.

En tanto el comisario general de la Policía Estatal de Seguridad Pública, Ramón Mancilla informó que la noche de este domingo el Comandante Alberto Vásquez Varela y el Oficial Martín Roberto Piñuelas Chávez, fueron atacados con arma de fuego al realizar recorridos de vigilancia en la carretera Sonoyta-Peñasco.

Indicó que los dos elementos contaban con larga trayectoria en las filas de la PESP y recientemente habían sido comisionados a la base operativa del municipio Plutarco Elías Calles, para continuar con su servicio en esta región del Estado.

Ambos -resaltó- obtuvieron importantes  resultados en su lucha contra la delincuencia y siempre se distinguieron por realizar con gran vocación y compromiso su trabajo, en beneficio de la seguridad de las familias sonorenses.

Share post with: