La construcción de un tramo de vía férrea desde Riíto hasta el pase aduanal comercial en San Luis, un aeropuerto municipal y una planta de energía mareomotriz son algunos de los proyectos que Mario Guevara, director del Organismo Promotor de Desarrollo Económico anunció “ya están puestos en marcha”, durante la ceremonia de toma de protesta del consejo consultivo de esa entidad.

En la ceremonia desarrollada la tarde-noche del jueves 10 de enero en la sala de convenciones del Hotel Araiza; a la que acudió Juan Antonio Gaeta Covarrubias, como representante de la gobernadora del Estado, Claudia Pavlovich Arellano.

También estuvieron presentes integrantes del ayuntamiento, empresarios locales e incluso alcaldes de ciudades norteamericanas aledañas. En el evento aprovechó el director de Oprode, Mario Guevara Rodríguez, para recordar a los asistentes algunos de los proyectos que anunció “ya están puestos en marcha”; tales como la pavimentación del parque industrial de la ciudad, con tal de garantizar mejores espacios a los inversionistas; un tramo de vía férrea desde Riíto hasta el pase aduanal comercial en San Luis, un nuevo cruce fronterizo turístico, la construcción de un aeropuerto municipal, el aprovechamiento de los gases naturales que se dan en el municipio, la construcción de una planta generadora de energía, una planta de energía mareomotriz en el Golfo, “donde es ideal el espacio”; y la construcción de una plaza comercial y naves industriales para que puedan asentarse mejor los empresarios.

Otra de las estrategias que Guevara anunció fue la lanzar una plataforma de registro municipal para los empresarios e industriales, así para poder llevar un mejor control y tener alcance burocrático con cualquier inversionista del mundo.

“Tenemos terreno, agua, capital humano, inversionistas y tenemos un presidente municipal que se levanta desde temprano a trabajar, además es posible formar una agenda en común entre el gobierno y el sector productivo para la mejoría de San Luis”, expresó Guevara.

El director de Oprode nombró a Hector Manuel Cervantes Soto como el presidente del consejo consultivo, que está conformado por ciudadanos civiles que no perciben ganancias, y cuya función es ser una consulta técnica para el gobierno.

“Buscamos quitar algunas de las barreras burocráticas para que abran más fácilmente las empresas en San Luis, y aprovecharemos el decreto presidencial del IVA y la subida del salario mínimo para darle lo mejor a la ciudad”, dijo por su parte Cervantes Soto.

Share post with: