Los cuerpos de dos personas del sexo masculino fueron encontrados sin vida la mañana de ayer, ejecutados, amarrados y con las manos amputadas, en dos diferentes sectores de la ciudad de Puerto Peñasco, Sonora.

El primer cadáver fue reportado por residentes cercanos a un predio que se ubica en la avenida Derecho de Vía y Salvador Cabrales.

El cuerpo estaba en posición de cubito ventral con  la cabeza cubierta con ‘tape’, color gris, y las manos cortadas; vestía  camisa de color negro, bóxer color claro, y short de mezclilla azul.

Sobre él, estaba un cartulina con la le leyenda «Esto me pasó porque no  quise hacer caso y por rata. Atte. Marcos Charros», y sobre la cartulina, un trozo de block de concreto.

Autoridades sospechan que pueda tratarse de Marco Antonio Pérez Navarro, ya que las características de la persona muerta coinciden con una que se encuentra en calidad de desaparecida.

El segundo hallazgo ocurrió en un predio entre las calles 30 y 31, de la colonia Ferrocarril.

La víctima estaba también en posición de cubito ventral atado, con cinta “canela” de pies y cabeza; vestía short color negro, camiseta a rayas blanco con negro, y también tenía las manos mutiladas.

En las espalda tenía clavada una cartulina con un cuchillo, en la que lee: “Agote todas mis oportunidades, esto me pasó por rata. Atte. Jesús Adrián”.

Por declaración de familiares, se supo que se trataba de Jesús Manuel Contreras González, alias “El Cuate Chuy”, de 38 años.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ya realiza las indagatorias de los sangrientos hechos que estremecieron la mañana de ayer a la sociedad rocaportense.

Share post with: