Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dijo este martes que si los distribuidores de combustibles en el país desatienden el llamado para evitar abusos en los precios de las gasolinas, la administración podría crear su propio grupo de estaciones de venta.

López Obrador señaló que la administración buscará que los precios de las gasolinas sean justos después de que Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, revelara que los distribuidores absorben el 63 por ciento de los estímulos para los combustibles.

Por ello, el presidente planteó que cada lunes, en las conferencias matutinas desde Palacio Nacional, se publicará qué gasolineras tuvieron los precios más bajos y más altos.

“Si no se entiende (el llamado), si no funciona este mecanismo para que no haya aumentos en los precios de los combustibles, entonces pensaríamos en crear un grupo de estaciones de venta en el país”, advirtió.

López Obrador explicó que en estos negocios los combustibles se venderían a precios justos y puso como ejemplo la estación que pertenece a la Secretaría de Marina en la capital del país.

“En la Ciudad de México la gente hace hasta colas para cargar gasolina en la estación que tiene la Secretaría de Marina porque, además de buen precio, se dan litros de al litro”, declaró.

Share post with: