Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

REGRESA LA AMENAZA DE QUE ESTADOS UNIDOS
ENTREGARÍA MENOS VOLUMEN DE AGUA A MÉXICO


Que lo del calentamiento global reduciría 51 mm

Mucha más agua se ha perdido en la última década

 

MEXICALI, B. C.– Ante el inminente recorte de agua que se anuncia para Baja California y el municipio vecino de SLRCS, en razón de que el Lago Mead acusa bajo nivel de recepción afectando el embalse obligado en sostener la presa Hoover para evitar que se aplique la cláusula conforme al Tratado de Aguas Internacionales de 1944, en reducir agua a las entidades que comprenden la Cuenca Baja del R. C., en la que se encuentra México, junto con Nevada, Arizona y parte de California sur, Texas y Nuevo México.

El Doctor en Hidráulica y miembro del Colegio de la Frontera Norte como investigador, Alfonso Cortez Lara, hablaba la semana anterior de una tentativa reducción con el año venidero 2020 de poco más de 51 millones de metros cúbicos de agua, los que nos podrían dejar de enviar, de un mil 850 millones que se nos remiten anualmente, que vendría a representar un 3 por ciento, afectando más que a nadie al sector primario tal proceder de darse, en razón que el cambio climático impredecible que se tiene, con tendencia a la baja las lluvias y arreciar la sequía, aunque faltan los huracanes en azotarnos en el resto del año y parte del venidero, prediciéndose también intensas nevadas, pudiendo cambiar de nuevo el panorama en el lapso por transcurrir para tan socorrido vaticinio por parte de los expertos investigadores del COLEF, como por fortuna se ha estado dado en el avance del nuevo milenio, aunque los pronósticos sean aterradores, de prácticamente pronto fenezca el planeta y todo lo que encima sobreviva.

Hace tiempo, entonces, que se teme esto, que se empezó a comentarse cada vez más fuerte con el arranque del año 2000, anunciando la Comisión Internacional de Límites y Aguas tal tipo de medida, que vino cobrando fuerza al determinarse lo de la dotación volumétrica y ajustar la CONAGUA en este Distrito de Riego 014, el derecho de agua a los productores agrícolas, de conformidad al acuerdo Binacional y en atención o prioridad a que las presas en el vecino país, la Hoover como emblemática en el aseguramiento del recurso a todos los usos, sobre todo la generación de energía eléctrica, deberán estar operando en un nivel de almacenamiento de un mil setenta y cinco pies sobre el nivel del mar y se ha mantenido sobre 8 líneas o puntos más, para 1.83 hasta ahora, que motiva solo el recordatorio en tomarse medidas drásticas hacia esta zona sur, hídricamente hablando.

Hay confianza, se insiste,  que como en otros años no se cumpla el vaticinio, que para nada conviene ni a México y a las entidades vecinas al norte o del sur de Nevada hacia este confín, igualmente todas, excepción de Nevada, con una alta producción de alimentos que podrían cambiarle la vida a importante número de pobladores y sus familias, a fin de dar prioridad con el agua que se les surte al uso urbano doméstico en ambas naciones, de estos limítrofes lugares.

Aunque todo recordatorio a la amenaza en ciernes, no deja de preocupar el que se nos esté recordando, cuando mucha más agua que esa en los 51 millones de metros cúbicos que se podrían reducir de inicio al compromiso hídrico anual que se tiene con México, nuestra región rural concretamente ha perdido mucha más en tiempos no muy lejanos, rememorando lo sucedido por ejemplo con el año 2010, en que se dejaron en esos sus dominios embalsados sobre los 300 millones de metros cúbicos, solicitado urgentemente de favor, por los destrozos en los canales y los poblados mismos en nuestro valle, a causa del terremoto sufrido el domingo tarde del 4 de abril, aceptando el Buro de Reclamaciones de Estados Unidos retenerla antes de que nos inundara, y de cuya devolución poco o nada se ha vuelto a decir, salvo que hay compromisos de pago hídrico cada tanto tiempo e estos afluentes fronterizos, el Colorado y el Fuerte, que deberán cumplirse so pena de castigo donde más nos duele o afecta, que nos cierren la llave, señalan los expertos en lo plasmado en el histórico compromiso hidráulico transfronterizo que nos ocupa.

Luego, hay quienes hablan de 100 millones de metros cúbicos más, perdidos o dejándose de recibir en la porción norte rural de nuestro municipio, al haberse revestido el Canal Todo Americano, sobre lo que oficialmente se dice que son 84 Mm3, lo que nos ha estado afectando desde entonces, por esos inicios del año 2000  en que se diera tal determinación, que por los pozos agrícolas que se perforaran en la Mesa de Andrade, que reubicando otros fuera de uso, cuando se tiene prohibido, se cita como causa a la irritación motivada a nuestros vecinos y atentar contra la naturalidad de unos baños de agua que permanentemente se recibían y tras la obra se secaran un par de lagunas en las dunas próximas a Los Algodones, fuera notorio la reducción en nivel de arroyos y cauces menores, incluyentes el importante dren Culiacán que descargaba en el canal del Norte, esas embestidas hídricas que en algunos meses del año afectaban colonias de esa frontera, en tenaz transformación, pero languidecido como todo por tal región esa vertiente en lo auxiliar de lo más importante para el módulo 4,  por acuerdo en ese tiempo de las autoridades normativas del agua operantes, con el visto bueno del Gobierno del Estado, con hasta 10 mil a los 12 mil millares de metros cúbicos las que recibían, para que ahora cuando mucho, nos confirma el Ingeniero Raúl García Hernández, mucho menos de la mitad de esa agua se obtiene, dado que el panorama, en tal porción rural, se insiste, es tan diferente que hasta la misma tierra lo acusa, no afecta la producción aun como para preocupar, pero si, por consecuencia lógica, es menor las cosechas, para que por otra parte, la reubicación de pozos se tenga que realizar a mayor profundidad.