Jueves, 16 agosto, 2018
Banner Top

Con el debido respeto, pero creo que fue un grave error de Paco Ochoa utilizar a los Algodoneros de San Luis como herramienta de promoción en busca de convertirse en el candidato del PAN para Presidente de nuestro sanluisito.

Está claro que los dirigentes panistas se mueven al más puro estilo de don Porfirio Díaz. Están haciendo al Partido como se les pega la gana y los designados por el dedo mayor son puros integrantes del Club de Tobi, al que no pertenecen Paco Ochoa, ni Lina Acosta y otros destacados blanquiazules y, obvio, tiro por viaje le dan a Paco una patada de esas que duelen.

La misma Lina Acosta, quien ya se había registrado como precandidata a la Diputación federal por nuestro distrito se llevó una tremenda sorpresa cuando el dedo mayor dio a conocer que ya le habían dicho “tú lo serás” a Leonardo Guillén.

La pobre Lina no tuvo más remedio que ponerle un brochazo de corrector a la solicitud que ya había hecho y en donde decía “Diputada federal”, le puso “Diputada local” y buscaría reelegirse por el PAN.

Con Lina no hay bronca, que haga su luchita. El problema con Paco Ochoa es que cada vez que hace un berrinche y arma una rueda de prensa para llorar sus cuitas, me parece ver a los albañiles del estadio de beisbol mucho más cansados, con unas tremendas ojeras y hasta con artritis, que les provocan bajar el ritmo en el avance de la construcción.

En otras palabras, las diferencias que Ochoa pueda tener con el PAN se pueden convertir en un importante retraso en la construcción del estadio de beisbol. Ahí es donde me pongo a temblar de miedo de que eso suceda.

Mucho se había señalado que la construcción estaría terminada para el mes de marzo, de tal forma que toda la afición disfrutaría de una gran fiesta de inauguración del estadio en el arranque de la temporada 2018, anunciada para el viernes 6 de abril.

Es claro que Ochoa está lejos, muy lejos de los grupos que están en el poder del PAN estatal y nacional, o, como bien dicen algunos panistas, de los que han secuestrado el partido.

Ochoa se olvida de que los políticos tienen muchas armas para negociar, para conseguir que quienes les estén echando tierra le bajen a sus reclamos

Y es que los Algodoneros habían sido los principales beneficiarios de la construcción del estadio. Mucho se ha insistido en que la organización del beisbol sanluisino tendría el comodato de ese lugar

No me extrañaría ni tantito que los albañiles que andan levantando el estadio sufran de un agudo cansancio que no les permita avanzar al ritmo programado.

Tampoco me extrañaría que ese comodato que los Algodoneros podrían tener se convirtiera de repente en un patronato que defina el uso del inmueble y que al final le termine poniendo una serie de trabas al equipo de beisbol de nuestra ciudad.

A Paco le pueden dar tremendas ‘chiripiorcas’ por la forma en que lo trata su partido, pero, ¿qué necesidad había de llevarse a los Algodoneros al baile? Digo… con el debido respeto.

Comentarios

comentarios

¡Síguenos!

YOUTUBE

Noticias TV

Especiales

Encuesta

Edición Impresa

WhatsApp chat