El martes pasado, el ex Gobernador de Sonora Guillermo Padrés compareció ante la Comisión Anticorrupción del PAN.

Fuentes consultadas en Acción Nacional informaron que Padres acudió voluntariamente y defendió su inocencia ante los varios señalamientos que pesan sobre él.

A la comparecencia, entre las 17:00 y las 19:00, llevó documentación con la que intentó probar que no tiene cola que le pisen.

El ex Gobernador alegó que si ha podido obtener varios amparos es en razón de que la autoridad competente no ha podido abrir los procesos de judicialización respectivos.

El jueves, a través de un comunicado, el PAN afirmó que no defenderá ni solapará a militantes que hayan cometido violaciones a la legislación penal, incluidos delitos relacionados con el servicio público.

El presidente de la Comisión Anticorrupción, Luis Felipe Bravo Mena, afirmó que desde hace varias semanas se inició un procedimiento para los casos de Sonora y Monterrey, cuya ex Alcaldesa es investigada también por el órgano anticorrupción.

“El objetivo de la Comisión es defender a la institución de los fenómenos de corrupción, porque Acción Nacional ha entrado en una etapa de cero tolerancia para todos”, sostuvo Bravo Mena.