Para el productor agrícola Cuauhtémoc Cazares Rodríguez, si el precio del diesel no baja, este ciclo que ha iniciado será el último que los campesinos pobres permanecerán en la actividad, porque todos los cultivos no serán redituables.

El agricultor que viene preparando la tierra para sembrar trigo, asegura que este combustible se lleva casi el 30 por ciento del avío, lo cual es una cantidad muy fuerte que, para mala suerte, está subiendo constantemente.

Expresó que como si eso fuera poco para ellos (los productores del Sur del Valle), el costo del litro es mas caro en aquella parte solo por encontrarse fuera de la zona libre.

Dijo que el valor del litro amaneció el lunes a razón de 20 pesos con 35 centavos, mientras que en la cabecera municipal se ubica en los 20 pesos con 15 centavos.

Asegura que en 10 hectáreas se invierte alrededor de 12 mil pesos, incluyendo el operador del tractor, lo que hace que algunos agricultores prefieran mejor rentar la parcela.

Consideró que si el Gobierno estableciera un subsidio de al menos 7 pesos por litro, la carga para el productor se aligeraría, y el número de los que rentan las parcelas se reduciría de forma importante.

Pero lamentablemente, recordó, en el sexenio anterior en lugar de mejorar el apoyo que había por litro se quitó, y en el gobierno que está por concluir el valor del litro se liberó para que estuviera aumentando constantemente.

Como si no fuera una carga pesada el costo del diesel, todavía los propietarios de las llanteras que van a reparar un neumático del tractor a la parcela, cobran ya mil pesos por el servicio.

Todo esto, dijo, sucede a pesar de que los precios de los productos no tienen un valor aceptable.

Share post with: