martes, 11 diciembre, 2018
Banner Top

Cerca de la mitad de los agentes de la policía municipal de San Luis Río Colorado padecen sobrepeso y obesidad, lo que les afecta al momento de cumplir con los protocolos de sometimiento o persecución a pie.

Esto está ocurriendo no sólo en San Luis Río Colorado, sino en el resto de la entidad y del país, debido a los hábitos alimenticios.

Los horarios en que laboran los policías no les permiten comer en casa, por lo que ingieren sus alimentos en la calle, ricos en grasas y harinas, así como azúcares.

Los focos rojos hicieron que algunos directores de la policía en el estado estén implementando medidas para lograr que los policías “gorditos” bajen esos kilitos de más y se pongan en forma.

Gimnasios y profesionales en nutrición, además de programas y rutinas de comidas, fueron puestos a disposición de los elementos en algunas poblaciones, con exceso de masa corporal u obesa.

AQUÍ NO LOS PRESIONAMOS: SILLAS

En lo que se refiere a San Luis Río Colorado, el supervisor general dijo que las instalaciones del Centro de Capacitación y Adiestramiento Policial, CECAP, están a disposición de los agentes con exceso de peso.

José Antonio Sillas Amavizca comentó que es responsabilidad de cada elemento velar por su figura y su salud.

“Aquí no vamos a presionar a nadie para que se ponga a hacer ejercicio o dietas que les hagan bajar de peso, las instalaciones ahí están para el que quiera hacerlo”, comentó.

El jefe policiaco reveló que los agentes tienen su tiempo de esparcimiento como para hacer ejercicio, además de que pueden llevar una dieta.

“Es cuestión de cada quien, nada es a la fuerza, pero el estar pasado de peso si les afecta en el trabajo y en la salud, y luego vienen las incapacidades”, remató.

LAS CIFRAS DEL INEGI

Cifras del INEGI en 2017 registran que 9 de cada 10 policías estatales y municipales de Sonora, tienen un nivel de sobrepeso u obesidad.

En el caso de las policías municipales, arroja un resultado del 42.8% con obesidad y el 46.2% con sobre peso. Entre tanto, 8 de cada 10 policías federales, resultaron con algún nivel de sobrepeso u obesidad, aproximadamente con el 79.4%, en donde los elementos federales, arrojaron el resultado más alto en esta condición con el 51.9%.

Tan solo el 10% de los hombres policías, están en su peso normal, el 22.6% de las mujeres está en la misma condición física, considerada como “buena”.

 

¡Síguenos!

YOUTUBE

Edición Impresa