En Phoenix, Arizona, con el liderazgo de la oficina de apoyo hispano, explica Jaime Septién, en Aleteia, se está llevando a cabo una colecta singular: regalos nuevos para niños y niñas entre las edades de 2-17 años que se encuentra detenidos en diversos centros de reclusión en Arizona por ser “ilegales”.

La colecta, que terminará el 5 de enero próximo, tiene como intención “que esta Navidad, más que compartir un regalo por el cual nos angustiamos, sea el anunciar y compartir el mejor regalo: el nacimiento de Jesús”.

Se trata, dijo a The Catholic Sun –el periódico oficial de la diócesis de Phoenix—Carmen Portela, directora de la Oficina de Apoyo al Liderazgo Parroquial Hispano, de regalar esperanza a los niños que están alejados de sus padres y familiares en esta Navidad, y que se encuentran en algunos centros de detención en el estado de Arizona.

Para llevar algo de cariño a estos niños detenidos por considerarse “ilegales” en territorio estadounidense, Portela y su equipo de trabajo (quienes realizan la colecta por cuarto año consecutivo) buscan la donación de juguetes, ropa nueva de temporada y dulces, para niños y adolescentes de 2 a 17 años.

Más información en nuestra edición impresa.