Comparte DIARIO NOTICIAS en tus redes

Por El Universal

 

¿Cómo fue posible que Guadalajara amaneciera cubierta de hielo?
Según explica a BBC Mundo la meteoróloga Elizabeth Ramos, del Servicio Meteorológico Nacional,
una serie de factores conuyeron para se produjera esta “inusual granizada”:
una cuña de baja presión que afectaba la zona y que iba desde niveles muy bajos de supercie hasta los
10-20 kilómetros
el ingreso desde el golfo de México de una masa de aire cálido y húmedo que venía desde el este y se
encontró con esta perturbación
la propia orografía del terreno, dado que el estado de Jalisco tiene una zona de sierra muy importante
“Al darse esta conjunción del aire seco y húmedo del golfo de México con esta perturbación,
empezaron a generarse nubes de gran desarrollo vertical”, comenta la experta.
De acuerdo con Ramos, estas nubes alcanzaron hasta los 18 km de altura y dentro de ellas
comenzaron los núcleos de hielo.

“Era una nube muy alta y mientras más alta sea la nube, mayor será la generación de granizo”

Mientras más alta sea la nube, mayor será la generación de granizo.
Sin embargo, señala que aunque la nube alcanzó una gran altura y un gran nivel de desarrollo, el
espacio que ocupó sobre supercie fue pequeño, de apenas unos 20 km, de ahí que la granizada solo
haya abarcado un área limitada dentro de la zona metropolitana de Guadalajara.
¿Cuán raro fue el fenómeno?
De acuerdo con Ramos, por su magnitud, se trató de un fenómeno “muy raro”, del que no se tenían
reportes en la localidad desde hace al menos 20 años.
Sin embargo, señala que la zona donde ocurrió se encuentra en una zona llamada “corredor del
granizo”, que hace que la lluvia vuelta hielo sea un fenómeno, de cierta forma, común.

El nivel del hielo llegó hasta 1,5 metros de altura.
La meteoróloga señala que el precedente más reciente de un fenómeno similar tuvo lugar en la
Ciudad de México el 17 de agosto de 2014, cuando el granizo alcanzó también casi 1 metro de altura.
“Ahí también se dio una conjugación de factores para que las nubes tuvieran un nivel de desarrollo
tan alto”, opina.
¿Cuán común es este hielo en verano?
Según Ramos, más allá de lo que pueda parecer, el verano es un momento propicio para la formación
de las nubes que dan origen al granizo.
“En los meses de verano, el aumento de las temperaturas hace que se genere también un aire cálido,
húmedo, que es lo que más alimenta las nubes de gran desarrollo vertical, que son donde se forman
los granizos”, señala.