Cd. de México (20 diciembre 2019).-

El Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió la exoneración del director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, al considerar que fue una resolución legal.

Asimismo cuestionó los señalamientos en su contra y llamó a probar cualquier ilícito del que se le acusa.

“Pruébenlo, por lo que corresponde a nosotros el señor es director de la CFE, a ver ¿ahí cuáles son las transas? los contratos entregados como se hacía antes, por influencia, ahora, lo que hizo antes bueno eso se juzga y pues cada quien tiene que responder, pero entiendo que la denuncia que se presentó fue por su desempeño en esta Administración y eso es lo que se resolvió”, dijo el Presidente durante su conferencia mañanera.

“Además yo tengo en estos casos un criterio que considero amplio, no se puede solo acusar sin pruebas, yo fui opositor mucho tiempo y presenté denuncias, pero siempre probé, siempre, nunca me presentaron una denuncia por calumnia”.

Ayer, la Secretaría de la Función Pública aseguró que Bartlett no incurrió en enriquecimiento oculto ni conflicto de interés al haber omitido en su declaración patrimonial y de intereses la existencia de 25 inmuebles y 12 empresas que están a nombre de su pareja sentimental e hijos, al considerar que no estaba obligado a reportarlos.

“Pañuelito blanco. No hay corrupción arriba, me atrevo a decirlo” afirmó el Presidente

El Mandatario señaló que sus opositores están nerviosos y ante esta inquietud recurren a lanzar acusaciones sin sustento.

Reiteró que en su Gobierno no se permitirán funcionarios corruptos.

“Tenemos que ser muy objetivos, muy profesionales, si hay una denuncia de corrupción sobre todo en lo que corresponde al Gobierno que represento, si hay un servidor público corrupto no solo se va a su casa, se va a la cárcel”, expuso.

“Pañuelito blanco, no hay corrupción arriba. Me atrevo a decirlo, a sostenerlo, y quiero que ne tapen la boca”, señaló mientras exhibía un pañuelo blanco.