Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario para América Latina y El Caribe, aseguró que el plan de migración puesto en marcha por el Gobierno mexicano podría arrancar con la aplicación de 2 mil millones de pesos del denominado Fondo Yucatán para otorgar ayuda a Centroamérica.

El funcionario explicó que, a ese presupuesto, podrían sumarse recursos del programa Escuelas México, para mejoras en Guatemala, Honduras y El Salvador, así como el programa Mesoamérica Sin Hambre.

El Fondo Yucatán es un instrumento de cooperación para países de Mesoamérica y el Caribe que busca dar mayor visibilidad y reconocimiento para canalizar apoyos financieros a proyectos de infraestructura en la región.

En el sexenio pasado, entre 2012 y 2016 el Fondo aprobó 129.7 millones de dólares en 16 proyectos destinados a 11 países.

El 83 por ciento de los recursos se invirtieron en Centroamérica, en 9 proyectos en Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

El 78 por ciento de esos fondos fueron utilizados en proyectos de modernización de carreteras y puentes, incluyendo carreteras del Corredor Pacífico, por donde circula 95 por ciento del comercio de la región.

Este martes, el subsecretario informó que la instrucción del Presidente Andrés Manuel López Obrador es fortalecer la ayuda a esas naciones, lo que también implica replicar programas como Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro.

Share post with: