Viento Negro. Perdone usted… Falló el ‘telepronter’

2088

Que se lastimó la investidura del Presidente de la República y la credibilidad de su Administración, éste sería el resultado de los “errores” de Enrique Peña Nieto en su gobierno, tras pedir perdón a los mexicanos.

Al escuchar el discurso del Mandatario mexicano, sospecho que el ‘telepronter’ le falló al mencionar las pifias de su gobierno, que están han llevado a este país al precipicio. A Peña Nieto le faltó mencionar algunos otros errorcitos:

“Al pueblo mexicano:

Pido perdón, si pensaste que soy un corrupto al haber adquirido la ‘Casa Blanca’ de mi esposa (utilizando el tráfico de influencias)… Perdón por si te hice creer que fui incapaz de conducir una investigación seria y creíble por la desaparición de los 43 de Ayotzinapa… Perdónenme si me veo muy ignorante en el diálogo con dignatarios extranjeros, si me vi ridículo al desconocer cómo se dice 3 mil millones de pesos en inglés, por ignorar los títulos de los tres libros que he leído en mi vida.

El pueblo mexicano merece una disculpa por incompetente para administrar una política económica estable del país, por el golpe a la economía en las fronteras con el aumento al 16% del IVA, por la empinada de precios de la canasta básica, por los recortes presupuestales a los estados y municipios, que de nada han servido en la estabilidad del peso.

Con tantos ‘errores’ he lastimado la investidura presidencial y la credibilidad de la figura gubernamental, por eso, pido perdón por la fuga del ‘Chapo’ y de la que sigue… Por la ineficacia en el manejo del conflicto de los maestros de la CNTE.

Les prometí que no habría más gasolinazos y que pagarían menos por el consumo de luz, los engañé, todo fue una mentira, en realidad nunca estuvo en mis manos hacer tales promesas, perdónenme.

Perdón por mis omisiones, mis errores, mis complicidades, por la corrupción, el tráfico de influencias, por mi ignorancia, y por haber engañado al pueblo mexicano… Entiendo la irritación de los mexicanos, por eso pido perdón… Por haber nombrado como juez y parte al inútil y caricaturesca figura de Virgilio Andrade para librarla del tráfico de influencias y de paso absolver a mis colaboradores principales Luis Videgaray, Osorio Chong y David Korenfeld”.

Estimo que no hay perdón, ni discurso que alcance a recuperar la confianza de los mexicanos en cualquier gobierno que engaña, que corrompe, incapaz de conducir un ejercicio público medianamente aceptable.

Peña Nieto está reconociendo “errores” que caen en la corrupción y el engaño, más allá del flagelo de la figura presidencial, pues en realidad esta ha caído desde el sexenio de Vicente Fox.

Y usted, ¿ya perdonó a Peña Nieto?

Comentarios

comentarios